miércoles, mayo 29, 2024

"La emancipación de los trabajadores será obra de los propios trabajadores"

Inicio Puntos de Vista ¿Cuánto vale Codelco? (por Julián Alcayaga O.)

¿Cuánto vale Codelco? (por Julián Alcayaga O.)

El valor no está arriba, sino abajo. Y los ladrones no siempre están donde se cree… Una muy potente denuncia de Julián Alcayaga.

Con varios días de atraso llegó a mis manos Economía y Negocios de El Mercurio, fechada del jueves 28 de septiembre 2023. En primera página tiene este gran titular: “Bank of America estima que el valor de Codelco sería de unos US$ 40 mil millones”.

No es raro que este Banco al servicio de las grandes transnacionales financieras, en su afán para que Codelco sea privatizado, estime tan miserable valor.

Pero el reportaje también entrega estimaciones de otros “patriotas” chilenos, como el ingeniero en minas de la Universidad de Santiago Juan Pablo González que estima su valor entre US$ 45 y 79 mil millones.

El académico de la Universidad de Chile Carlos Gómez, estima que Codelco valdría sobre los US$ 87 mil millones, pero el peor de todos es la conocida lobbysta de las mineras extranjeras Plusmining, que estima el valor de Codelco entre US$ 33.500 y 36 mil millones.

Estos informes sobre el valor de Codelco aparecen después de varias semanas de especulación de la prensa y la televisión sobre el alto endeudamiento de Codelco. Tales iluminados afirman que de aquí al 2030 el endeudamiento crecería de tal forma que los excedentes o ganancias de Codelco solo podrían alcanzar para pagar los intereses de la deuda, en consecuencia, para salvar a la Corporación, su privatización sería la única solución.

No es la primera vez que el tema de la privatización está en la palestra. El primer gran intento privatizador tuvo lugar en 1975, con un proyecto presentado a la Junta Militar por el hasta entonces Ministro de Hacienda Fernando Léniz, que fue discutido en 3 sesiones por la Junta Militar.

De ello dan cuenta las Actas Secretas 214-A de 15 de julio de 1975, y posteriormente 216-A y 217-A, actas que ahora se pueden bajar de la Biblioteca del Congreso Nacional.

Creemos necesario consignar parte de lo que sostuvo el Almirante Merino en el Acta 214-A.

“Y que el cobre es el sueldo de Chile es una realidad que no podemos desconocer. Sin embargo, aquí, por una simple ley, nosotros estaríamos derogando lo que las Cámaras aprobaron y que el país vivió como un verdadero triunfo. A mi juicio, políticamente eso es malo. Tal como lo entiendo, en este momento, con el proyecto en debate, se da la opción para lo que es nacional pase a ser privado Pág. 13)…Posteriormente lo hará otro Gobierno. No nosotros. Nosotros mantenemos la situación actual. Y si en el futuro es necesario, para aumentar la producción, etc., aportar capital que el Estado no tiene y es necesario privatizar o vender a terceros, se hace, pero no lo hacemos nosotros (Pág. 17)”.

El General Leigh también intervino:

“Estoy plenamente de acuerdo con el señor Almirante en que después que el Congreso Pleno, por unanimidad, estableció la nacionalización del cobre, nosotros no podemos ni debemos entrar a variar las reglas del juego. Esto es trascendente. Es mucho más trascendente que el petróleo (Pág 18)”

Todo quedó muy claro: mientras la Junta Militar estuviera en el poder no habría privatización de las 5 empresas nacionalizadas. Por el contrario, en 1976, se dictaron varios decretos leyes, como:

a) el DL.1.167, de rango constitucional, titulado “Consolida la Nacionalización de la Gran Minería del Cobre”, para lo cual prohíbe la venta de las concesiones mineras nacionalizadas,

b) el DL 1.349 que crea Cochilco, el DL 1.350 que agrupa las 5 empresas nacionalizadas en la actual Codelco, y

c) el DL 1.530 que modifica la Ley Reservada de las Fuerzas Armadas 13.196, estableciendo que el 10% de las Ventas de Codelco, serán destinados a la compra de armamento de las Fuerzas Armadas.

Esta última ley ha sido la gran trinchera de Codelco, porque hasta el término de la dictadura nadie se atrevió a propiciar la privatización de Codelco, y por otro lado, porque es muy difícil que alguien quiera comprar una empresa que debe destinar el 10% de sus ventas a las FFAA.

La segunda intentona, sobre todo comunicacional, para la privatización de Codelco o de una parte de su propiedad se registró en 1994, a raíz de las pérdidas de alrededor de 170 millones de dólares en los mercados de futuro que Juan Pablo Dávila le infligió a Codelco.

Posteriormente, el tema de la privatización ha sido reflotado en diversas ocasiones.

En mayo de 2005, un grupo transversal de 28 personalidades de derecha y la Concertación, entre ellos Jaime Ravinet, Jorge Rodríguez Grossi, Jorge Marshall, e incluso el “socialista” Luis Sanchez Castellón, suscribieron un documento llamando a privatizar una parte de Codelco.

En la campaña presidencial del año 2009 Sebastián Piñera tenía en su programa la privatización del 20% de Codelco, pero posteriormente, ya elegido Presidente, se olvidó de dicho proyecto. Quizás lo que lo hizo retroceder en esa idea es el hecho que para poder privatizar Codelco se debe hacer una Reforma Constitucional y en ese tiempo se estaba muy lejos de alcanzar esa mayoría.

Pero quizás el mayor obstáculo a una probable privatización eran los cuantiosos excedentes que Codelco le entregaba al Estado en ese tiempo: cerca de US$ 30 mil millones entre 2005 y 2009. El mayor obstáculo a la privatización eran los excedentes de Codelco, por lo que, para generar una opinión favorable a su privatización, tales excedentes debían ser reducidos considerablemente, lo que debía ser cuidadosamente planificado.

Ese plan se comenzó a gestar en noviembre del año 2009, cuando la Presidente Bachelet promulgó la Ley 20.392 que modificó el DL 1.350 de 1976, que permitía que el Presidente de la República designara el Directorio y el Presidente Ejecutivo de Codelco.

Con la Ley 20.392, el Presidente de la República ya no nombra el Presidente Ejecutivo de Codelco: solo puede nombrar 3 miembros del Directorio. La mayor parte del Directorio lo nombra la Alta Dirección Pública, y solo pueden postular los ejecutivos que tengan experiencia en empresas mineras, es decir, solo podían postular ejecutivos de mineras extranjeras.

Como corolario, gracias a la muy buena gestión presidencial de la Sra. Bachelet, la Concertación perdió la Presidencia que ganó Sebastián Piñera.

Al comenzar su presidencia, Sebastián Piñera designó en el Directorio ejecutivos de las transnacionales mineras y lo mismo hizo la Alta Dirección Pública. A partir de marzo de 2010 la administración de Codelco fue asumida por ejecutivos llegados directamente de las transnacionales mineras.

Diego Hernández fue designado por el Directorio como Presidente Ejecutivo de Codelco, quién a su vez designó a Thomas Keller como Vicepresidente de Administración y Finanzas. Ambos venían de BHP Billiton y Anglo American.

En la mayor parte de las otras vicepresidencias y gerencias importantes de la Corporación también fueron designados ejecutivos de transnacionales mineras.

Las autoridades de gobierno, parlamentarios de forma transversal y hasta el presidente de la FTC, Raimundo Espinoza, se felicitaron de la elección de estos ejecutivos por su indudable capacidad técnica y experiencia de administración en la gran minería.

Existía un consenso transversal que gracias a estos experimentados ejecutivos, se incrementarían notablemente los resultados de Codelco.

Sin embargo, contrariamente a esta creencia ideológica, a partir de 2010, y hasta la fecha, se han producidos los peores resultados de Codelco en toda su historia, precisamente porque en eso consistía el plan de las transnacionales mineras al apoderarse de la administración de Codelco: destruir económica y financieramente a la Corporación.

Comienza el descalabro de Codelco

El endeudamiento, -que es la razón por la cual hoy se habla de la inviabilidad y de la ineluctable privatización de Codelco-, el crecimiento de dicho endeudamiento se inició precisamente el año 2010.

A este respecto, el 26.07.2016 El Mercurio titulaba que la deuda de Codelco creció en 247% en 11 años, detallando las cifras de endeudamiento año por año, desde el 2004 al 2015 incluido. Cifras que sin embargo confirman que explosión de la deuda comenzó el año 2010, pasando de US$ 3.895 el 2009 a US$ 13.083 el 2015.

Al término del gobierno de Sebastián Piñera, el endeudamiento era de US$ 11.075 millones, con un aumento en US$ 7.180 millones en los 4 años de su gobierno, casi el doble de toda la deuda histórica de Codelco hasta el año 2009.

¿En que se ocupó dicho extraordinario endeudamiento? Sebastián Piñera debería tener la respuesta.

Quizás el siguiente episodio tenga que ver con el excesivo endeudamiento a partir de 2010, año en que las transnacionales se apoderaron de la administración de Codelco. El 12.10.2011, en su página web Codelco publicó como una gran noticia, “el negocio del siglo”, el haber obtenido un préstamo de US$ 9.760 millones de la empresa japonesa Mitsui, destinado a comprar el 49% de de Anglo American Sur ex La Disputada.

Cosa curiosa, por contrato ese 49% costaba solo alrededor de US$ 3.900 millones.

Finalmente Codelco pudo comprar el 24,5% de La Disputada por apenas US$ 1.845 millones, porque el otro 24,5% Anglo American se lo había vendido a Mitsubishi. Con todo este escandaloso show de La Disputada… no se sabe hasta hoy qué pasó con el resto del préstamo de Mitsui.

Para justificar el endeudamiento y destruir financieramente a Codelco, se programaron colosales inversiones por alrededor de US$ 27.000 millones, con el objetivo de aumentar la producción de Codelco en alrededor de 400 mil toneladas de cobre.

Eso fue una aberración económica total en comparación a lo que habían hecho las propias mineras extranjeras: entre 1990 y 2013 invirtieron cerca de US$ 25.000 millones, y aumentaron la producción en cerca de 4 millones de toneladas, mientras que Codelco quería invertir casi lo mismo, pero produciendo 10 veces menos.

Programar inversiones por US$ 27 mil millones, para aumentar la producción pero solo de concentrados, podría ser considerado por cualquier experto en minería como una insensatez, o un gran error estratégico. Sin embargo no es un error, sino parte del plan para destruir no solo financieramente a Codelco, sino también productivamente, para así generar un clima favorable a su privatización.

La mayor parte de esas inversiones podrían justificarse si se modernizaran las actuales fundiciones y refinerías de Codelco, que tienen más de un siglo, y la vez crear las muy necesarias nuevas fundiciones y refinerías, de manera que ni una sola tonelada de mineral que exporte Codelco, salga en forma de concentrados.

Pero el plan de las transnacionales que administraban Codelco, no era modernizarla y hacerla más eficiente, todo lo contrario, era destruir a Codelco, y los pésimos resultados de los últimos 13 años está ahí para demostrarlo.

El valor real de Codelco

¿Cual podría ser el interés en comprar Codelco, cuando sus fundiciones son muy vetustas y de escaso valor?

Evidentemente a las transnacionales no les interesa lo que Codelco posee en superficie, sino lo que posee en el subsuelo, es decir sus recursos mineros.

Sin embargo, no los incluyen en el valor que estiman que vale Codelco, aún cuando eso es lo que realmente persiguen las transnacionales: los cuantiosos y valiosos recursos mineros de Codelco.

En un informe del Sernageomin, de diciembre del año 2000, se estimaba que las reservas de cobre fino de Codelco eran de 131 millones de toneladas y de 198 millones los recursos de cobre, que se convierten en reservas a medida que se avanza en su exploración.

En la Memoria de Codelco de 2009, a página 2 completa se sostenía: “Tenemos las mayores reservas de cobre del mundo y un modelo de negocios que incentiva la creación de valor”. En la página 38, en un cuadro de recursos por división, el total estos recursos eran de 307,1 millones de toneladas de cobre fino, lo que significa que con una producción de 1,8 millones de Toneladas de producción anual, esos recursos alcanzarían a Codelco para 167 años de explotación.

Ya va quedando claro por qué las transnacionales mineras quieren apoderarse de Codelco a un vil precio.

Pero todavía falta calcular cuánto valen esos recursos de cobre de Codelco. Según Cochilco, el precio promedio del cobre en lo que va corrido del año 2023, es de 3,88 dólares la libra. Una tonelada contiene 2.204 libras, por lo que una tonelada vale 8.550 dólares.

Por consiguiente, los 283,7 millones (307,1 millones el 2009 menos lo consumido entre 2010 y 2022) nos da un valor de 2.425.635.000.000.dólares (2,4 billones de dólares) de “flujos futuros de caja”.

Se nos podría objetar que el valor de 3,88 dólares la libra es un valor comercial que no corresponde al valor “in situ” del mineral, que tiene que ser extraído, pasar por diversos procesos de explotación, fundición y refinación, pero este cálculo no incluye los recursos de otros metales que acompañan al cobre, como el oro, la plata, el platino, el molibdeno, renio, cobalto, tierras raras, etc., los que cubren mucho más allá que los costos totales de explotación.

No considerar las reservas mineras para determinar el valor de Codelco, no solo no tiene sustentación técnica, contable o económica, sino que además va en contra de la Ley 18.097

Los obstáculos a la expropiación de Codelco

Es necesario que los patriotas que se oponen a la privatización de Codelco, no desesperen, porque existen actualmente obstáculos insalvables a ella.

El obstáculo mayor es la actual Constitución, que en la Disposición Tercera Transitoria dejó vigente la Nacionalización del Presidente Allende, a lo que se agrega, -que ya mencionamos-, el DL 1.167, también constitucional, que no permite privatizar las concesiones mineras de los yacimientos nacionalizados.

Y en principio, la Nueva Constitución del Consejo Constitucional también deja vigente la Nacionalización del Presidente Allende, y por tanto, es extremadamente difícil que se pueda lograr una mayoría para una reforma constitucional de este tipo, porque ni siquiera en la derecha estarían todos los votos.

En el pasado, la senadora Evelyn Mathei y el senador García Huidobro, sostuvieron que no se puede contar con sus votos para privatizar Codelco.

Al ser Codelco un concesionario minero, el segundo gran obstáculo es la Ley 18.097 Orgánica Constitucional de Concesiones Mineras, que hizo promulfar en 1983 el Ministro de Minería José Piñera, hermano de Sebastián.

El artículo 11 Nº 3 de esta ley OBLIGA a que en caso de expropiación por parte del Estado de un CONCESIONARIO MINERO, sin importar si es un concesionario individual o empresa, se establecerá “el valor comercial de la concesión, calculando, sobre la base de las reservas de sustancias concedidas que el expropiado demuestre, el valor presente de los flujos de caja de la concesión”.

El valor presente de los flujos de caja de las concesiones mineras de Codelco alcanza precisamente a 2,3 billones de dólares, solo respecto de los recursos de cobre.

Esta disposición de la Ley 18.097 conforma lo que se denominó “concesión plena”, disposición que por esta razón y con gran fuerza atacaron en esos años el gran y visionario Radomiro Tomic y Pablo Rodríguez Grez, entre otros.

El objetivo evidente de esta ley era que las empresas extranjeras que quisieran invertir en la minería chilena no pudieran ser expropiadas, por lo exorbitante de su costo. Nunca hasta la fecha se realizó el menor intento de modificar esta ley, ni menos derogarla. Codelco es tan concesionario minero como cualquier otra empresa minera extranjera, aún más, es de lejos el más importante concesionario minero de Chile, y en consecuencia, si se quiere expropiar-privatizar sus yacimientos mineros, se tiene obligatoriamente que hacer en aplicación de la Ley 18.097.

Por último, si bien las trasnacionales mineras consiguieron que en forma transversal el Congreso Nacional derogara la Ley 13.196 Reservada de la Fuerzas Armadas, esta quedó vigente hasta el año 2029, entregando el 10% de las Ventas de Codelco a la FFAA, y 2,5% por año hasta el 2032.

Por lo menos hasta el año 2029, es muy difícil que una empresa extranjera quiera privatizar Codelco, si tiene que pagar el 10% DE LAS VENTAS, a las Fuerzas Armadas.

¡Aún tenemos Codelco, ciudadanos!

 

Fuente: [email protected]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe en tu email la selección de lo más destacado de nuestro contenido

ÚLTIMOS ARTÍCULOS