jueves, junio 20, 2024

"La emancipación de los trabajadores será obra de los propios trabajadores"

Inicio Puntos de Vista 21 de diciembre de 1907: Masacre en la Escuela Santa María de...

21 de diciembre de 1907: Masacre en la Escuela Santa María de Iquique (escribe Patricio Barra)

Foto: Salvador Barra Woll
El 21 de DICIEMBRE 1907, Salvador Barra Wöll tenía apenas 20 años, se había casado recién el pasado catorce de Septiembre con Clara García C.,y  en ese fin de Diciembre aún no sabían que ella esperaba a su primer hijo que se llamaría Pedro, como su abuelo. 
 
Salvador estaba muy al tanto de las luchas de los obreros de las salitreras, había  recorrido haciendo comercio de mercería en ellas con su padre Pedro Antonio Barra V. un ex oficial de ejército condecorado por varias batallas de la Guerra del Pacífico y que al término de la guerra se había quedado a vivir y trabajar de comerciante en Iquique quién construyó  amor con Matilde Wöll Schuck, una bella alemana-peruana que había conocido en Trujillo, al norte de Perú en 1882, cuando el ejército chileno avanzaba en la Campaña de la Sierra peruana, la que terminaría en la batalla de Huamachuco (10 Julio 1883) que prácticamente dio por terminada esa guerra a favor de los chilenos.

 
Salvador se había empapado de los graves problemas que sufrían los obreros en la pampa, de su explotación sobrehumana, de las paupérrimas condiciones de vivir en esas casas de calamina sin servicio alguno y ninguna comodidad, con una pobreza similar al más terrible esclavismo, el que ya había sido denunciado pocos años antes por el Presidente Balmaceda, al que su plan de mejorar las condiciones le costó enfrentar un golpe de estado de los empresarios salitreros, los latifundistas y aristócratas chilenos, la mayor parte parlamentarios, coludidos con los dueños de las salitreras, y que instrumentaron un levantamiento de la armada y de parte del ejército  en contra del presidente constitucional, junto con rechazarle la aprobación del presupuesto de la nación y una serie de otras medidas golpistas.
 
Muchos de aquellos oficiales que habían sido compañeros de lucha de su padre en las cuatro batallas que participó contra de Perú y Bolivia, eran ahora parte de ese levantamiento y del bando “Congresista” en contra del Presidente y serían en 1907 los causantes de la matanza donde Salvador estaría presente.
 
 Salvador como su padre eran “balmacedistas” y apenas tuvo edad para participar en política Salvador ingresó al Partido Liberal Demócrata o Balmacedista. En este partido y en sus reuniones conoció y fue muy cercano del más destacado dirigente social que ha habido en Chile, Luis Emilio Recabarren, con quien  participaban de la creciente inquietud social de los obreros, que estaban pidiendo mejoramientos mínimos en las salitreras, tanto en las faenas como en sus malas condiciones de vida. 
 
Reunidos en la plaza frente a la Intendencia el día 20 con todos los obreros que bajaron a la ciudad de Iquique desde la Pampa salitrera, muchos de la primera Oficina en levantarse, San Antonio numerosas más que se fueron sumando, se encontraban los obreros con sus mujeres y niños en un número de muchos miles en la Escuela Santa María. 
Allí en la plaza y en la Escuela Santa María conversaban Elías Lafferte, Salvador Barra Wöll y los dirigentes principales de los obreros, preocupados porque la prometida llegada desde Santiago del Intendente Carlos Eastman con una solución al petitorio obrero, se había transformado en un engaño y en el desembarque desde su barco O”Higgins de varios regimientos que amenazantes se posesionaron en las cercanías de la Escuela, apostando ametralladoras en cada esquina. 
 
Volodía Teitelboim en su libro “Hijo del Salitre”, (pág. 67) relata con exactitud lo que presagiaba esa fúnebre y tensa tarde. 
El día 21 la situación de presión del ejército contra los obreros y las órdenes dadas por el Ministro Rafael Sotomayor G,  desde la Intendencia y del Ministerio del Interior telegráficamente desembocó a las 4 p.m. en una orden de matanza al ejército comandado por el Coronel Roberto Silva Renard, quien ya había realizado matanzas de obreros en 1904 en la Oficina salitrera “Chile” y en 1905 en el “Mítin de la Carne” en Santiago. 
En esta ocasión dio la orden de «ametrallar a exterminio» asesinando a casi tres mil personas obreros chilenos y también algunos peruanos y bolivianos con sus familias, rematándolos luego a punta de lanzas, con una crueldad sin nombre.
 
Salvador , al igual que Elías Lafferte  quedaron atrapados dentro de la escuela donde se habían reunido por última vez con los dirigentes obreros y testigos de primera línea de la matanza lograron sobrevivir a todas las ráfagas de la metralla entre los cuerpos de muchos desgraciados asesinados.
 
Ese día 21 de Diciembre de 1907 quedó grabado en la historia de Chile como la más grande masacre obrera efectuada por las fuerzas armadas al servicio de la oligarquía.
 
Hoy se cumplen 116 años de la matanza y recordamos a cada uno de esos hombres, mujeres y niños y a los dirigentes que siguieron su lucha por la justicia social en nuestro país, entre los que destacó Salvador Barra Wöll  como Director de “El Despertar de los Trabajadores, insigne diario de la Federación Obrera siendo el más fidedigno seguidor del “recabarrenismo” a la muerte del líder Luis Emilio, fué también creador de numerosas otras publicaciones periodîsticas a lo largo del país, luego como diputado de la zona del carbón, sufriendo persecuciones, exilios y deportaciones como diputado comunista en 1925 bajo el gobierno de Ibañez y años después bajo la traidora acción de González Videla, luchando siempre incansablemente hasta su muerte en 1957.
 
*********************

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe en tu email la selección de lo más destacado de nuestro contenido

ÚLTIMOS ARTÍCULOS