Icono del sitio Luis Emilio Recabarren

Tres Héroes (José Martí)

Cuentan que un viajero llegó un día a Caracas al anochecer, y sin sacudirse el polvo del
camino, no preguntó dónde se comía ni se dormía, sino cómo se iba adonde estaba la
estatua de Bolívar. Y cuentan que el viajero, solo con los árboles altos y olorosos de la
plaza, lloraba frente a la estatua, que parecía que se movía, como un padre cuando se le
acerca un hijo. El viajero hizo bien, porque todos los americanos deben querer a Bolívar
como a un padre. A Bolívar, y a todos los que pelearon como él porque la América fuese
del hombre americano. A todos: al héroe famoso, y al último soldado, que es un héroe
desconocido. Hasta hermosos de cuerpo se vuelven los hombres que pelean por ver libre
a su patria.

Para ler PDF hacer clik en título:

Tres Heroes (José Martí)

Salir de la versión móvil