Actualidad

warning: Creating default object from empty value in /home1/navegooc/public_html/ler2o1o/modules/taxonomy/taxonomy.module on line 1364.

Chile: !!! Que vivan los estudiantes ¡¡¡


Agradecemos a Guidú su colaboración.

El nombre encontrado. (por Eduardo Galeano)

El nombre encontrado.

En la sierra mexicana de Nayarit había una comunidad que no tenía nombre.Desde hacía siglos andaba buscando nombre esa comunidad de indios huicholes. Carlos González lo encontró, por pura casualidad.
Este indio huichol había venido a la ciudad de Tepic para comprar semillas y visitar parientes.Al atravesar un basural, recogió un libro tirado entre los desperdicios. Hacía años que Carlos había aprendido a leer la lengua de Castilla, y mal que bien podía. Sentado a la sombra de un alero, empezó a descifrar páginas. El libro hablaba de un país de nombre raro, que Carlos no sabía ubicar pero que debía estar bien lejos de México, y contaba una historia de hace pocos años.
En el camino de regreso, caminando sierra arriba, Carlos siguió leyendo. No podía desprenderse de esta historia de horror y de bravura. El personaje central del libro era un hombre que había sabido cumplir su palabra. Al llegar a la aldea, Carlos anunció eufórico:
¡Por fin tenemos nombre!
Y leyó el libro, en voz alta, para todos. la tropezada lectura le ocupó casi una semana. Después, las ciento cincuenta familias votaron. Todas por sí.
Con bailares y cantares se selló el bautizo.
Ahora tienen cómo llamarse. Esta comunidad lleva el nombre de un hombre digno, que no dudó a la hora de elegir entre la traición y la muerte.
- Voy para Salvador Allende- dicen, ahora los caminantes.
Eduardo Galeano

¡¡Arriba las manos!! . (por Guidú)

Agradecemos a Guidú su colaboración.

Galería de Fotos: Oficinas Salitreras.

rajo01.jpg

Oficinas Salitreras.

Miles de pampinos crecieron yendo de una oficina a otra, de un pueblo a otro. La vida en las oficinas era inestable para todos. Las continuas paradillas obligaban a las personas a marcharse a otros sitio en busca de trabajo.
Fueron millares los que participaron en las actividades del movimiento obrero; teniendo inquietudes que compartieron con Luis Emilio Recabarren,Matías Soto Aguilar y muchos otros que lucharon y se sacrificaron por la causa del proletariado.

ver
Galería de Fotos

A nuestro camarada padre Carlos López Vila , en el 1° Aniversario de su muerte.

A nuestro camarada padre Carlos López Vila, en el 1° Aniversario de su muerte.

Honrado como una manta de Castilla
lo recuerdo defendiendo al Partido y a la Revolución
sin esperar ninguna recompensa.

Porque su esperanza ha sido hermosa
como ciruelos florecidos para siempre
a orillas de un camino,
pido que llegue a vivir en el tiempo
que siempre ha esperado,
cuando las calles cambien de nombre
y se llamen Luis Emilio Recabarren o Elías Lafferte
(a quien conoció una lluviosa mañana de 1931 en Temuco,
cuando al Partido sólo entraban los héroes).

Del poema: A mi padre, militante comunista.
Jorge Teillier

Colectivo Luis Emilio Recabarren- Chile
5 de febrero de 2011

Conozca más sobre el compañero Carlos López Vila haciendo click aquí.

Libro recomendado: La Fortaleza Americana. ( de Héctor Vega)

La Fortaleza Americana.jpg

*LA FORTALEZA AMERICANA.* Militarización de la Política en la Región
Autor: Héctor Vega.
Formato: 15X23
Páginas: 320
Edición. Primera Edición. Coedición ARCIS / CLACSO.
Año: 2010.
ISBN: 978-956-8114-82-4
Stock: Disponible.

Agenda 2011, un hermoso y fundamental regalo para este fin de año.

agenda.jpg

Agenda 2011.
Un hermoso y fundamental regalo para este fin de año

Tal como el tema del Bicentenario fue central el año 2010, este 2011 lo debería ser la unidad del pueblo. Los mismos procesos independentistas y su victoria sobre la colonia española fueron expresión de la actuación unitaria de las fuerzas patriotas, que representaban el progreso y la vocación soberana. José Carlos Mariátegui escribía: “La generación libertadora sintió intensa-mente la unidad sudamericana. Opuso a España un frente único continental”. Hoy el tema de la unidad es fundamental para enfrentar el gobierno de los grandes empresarios, de la derecha que encabeza Sebastián Piñera.

Fiesta (Joan Manuel Serrat)

Fiesta.
Joan Manuel Serrat


Fiesta

Gloria a Dios en las alturas,
recogieron las basuras
de mi calle, ayer a oscuras
y hoy sembrada de bombillas.

Y colgaron de un cordel
de esquina a esquina un cartel
y banderas de papel
lilas, rojas y amarillas.

Y al darles el sol la espalda
revolotean las faldas
bajo un manto de guirnaldas
para que el cielo no vea,

en la noche de San Juan,
cómo comparten su pan,
su mujer y su galán,
gentes de cien mil raleas.

Apurad
que allí os espero si queréis venir
pues cae la noche y ya se van
nuestras miserias a dormir.

Vamos subiendo la cuesta
que arriba mi calle
se vistió de fiesta.

Hoy el noble y el villano,
el prohombre y el gusano
bailan y se dan la mano
sin importarles la facha.

Juntos los encuentra el sol
a la sombra de un farol
empapados en alcohol
magreando a una muchacha.

Y con la resaca a cuestas
vuelve el pobre a su pobreza,
vuelve el rico a su riqueza
y el señor cura a sus misas.

Se despertó el bien y el mal
la zorra pobre al portal
la zorra rica al rosal
y el avaro a las divisas.

Se acabó,
que el sol nos dice que llegó el final.
Por una noche se olvidó
que cada uno es cada cual.

Vamos bajando la cuesta
que arriba en mi calle
se acabó la fiesta.

Colectivo Memoria Amaranto.

COLECTIVO MEMORIA AMARANTO

Somos un grupo de mujeres y hombres que -en los años 50, 60 unos y otros en los 70- tomamos la importante decisión de ingresar a las gloriosas Juventudes Comunistas de Chile.

Nos tocó ser protagonistas en la histórica resolución de reemplazar el pañuelo rojo por la camisa amaranto; en consecuencia, tenemos el honor de que: “impregnada en nuestros corazones, está la inolvidable camisa amaranto”.

Si bien la decisión de ingresar a la Jota fue individual, todos tuvimos un denominador común.

Respondiendo a nuestro natural espíritu rebelde, vimos en las Juventudes Comunistas el mejor camino para encauzar nuestra rebeldía, traducido en luchar por construir una Sociedad más justa, por lograr una vida mejor, donde cada ser humano pudiera construir su futuro y conducir su propio destino.

Homenaje al Diario El Siglo en sus 70 años.

siglo16.jpg

Homenaje al Diario El Siglo en sus 70 años.

EFRAIN BARQUERO
(1931)

HOMENAJE AL DIARIO "EL SIGLO

Hablo de una gota de amor, pido sólo un grano,
quiero que todos vosotros pongáis sólo un momento
el oído en vuestra sangre,
y oiréis por qué aquel hombre se subleva,
por que aquel otro, sin motivo ostensible, acciona y se
/enardece
y, sobre todo, por qué este otro que os parecía tan dulce
y que vivió siempre en vuestro barrio sin una palabra de
/reproche
acariciando la mano de su mujer y de su hijo pequeño,
no ha ido al trabajo esta mañana, y como si esto fuera poco,
ha elevado la voz en una esquina con angustia y apremio
como si hubiera recibido una amenaza de muerte
y sólo los que lo rodean pudieran salvarlo,
y ha levantado en la mano, agitando,
un diario que no es el de hoy ni el de ayer ni el que nosotros
/leemos,
un desconocido diario con duros caracteres,
ensangrentado y hollinado,
amenazador y ensimismado en una honda desgracia,
en el cual vemos nuestros nombres unidos a una muerte,
a muchas muertes, a infinitas miserias,
a un hombre que amaneció hoy muerto de frío en la calle,
a una criatura que ahogaron con las manos,
a un joven que alguien empujó desde un noveno piso,
leemos atónitos estas noticias de locura y de muerte
mezcladas a nosotros,
cuando no hemos hecho más que ir del centro a la casa,
y, sobre todo, sentarnos a contemplar esta vida
que nos parece tan perfecta.

Pues bien, este diario es la conciencia.
Alguien lo imprime en el viento y en la luz de cada día,
alguien lo deshoja en nuestra sangre como una flor terrible,
alguien lo pega en la pared de todas las palabras,
alguien envuelve en él la pobreza de las calles,
alguien lo deja en la mirada hambrienta de los niños,
alguien lo asoma desde la ventanilla de una cárcel,
alguien lo ensangrienta al secarle la boca a un tísico,
alguien lo desgarra al no encontrar trabajo,
alguien lo abandona al ser arrojado de su cuarto,
alguien lo extiende para saber de su hijo desaparecido,
alguien lo oculta en la boca para salvar su ocupación,
alguien le prende fuego para recordar sus dedos ateridos,
alguien lo pone en su espalda para enfrentar el invierno,
alguien lo borra con sus lágrimas ante su mesa vacía,
alguien lo infecta al vendarse su pierna gangrenada,
alguien lo arruga en su corazón para aplacar su ira,
alguien lo pone sobre la angarilla sacada de la mina,
alguien lo anuda al brazo del obrero que ha perdido una
/mano,
alguien lo hace mil pedazos para envolver su mísera ración,
alguien, en fin, lo lee a gritos en medio de la tierra,
alguien lo empuña con relámpagos a lo largo del cielo,
alguien lo entrega llorando frente a todos los vientos,
alguien lo ahoga con furor en nuestra sangre,
pero nosotros nunca lo vemos ni lo oímos,
y este diario es el siglo tempestuoso que andamos y vivimos,
que tocamos y olemos, que respiramos y pasamos,
pero que jamás oímos,
y este siglo es el extraño diario.

Fuente: Libro Antología de la Poesía Social de Chile.
Luis Enrique Delano y Edmundo Palacios.
Editora Austral 1962.

ver Galería de fotos

Distribuir contenido