Selección de textos

warning: Creating default object from empty value in /home1/navegooc/public_html/ler2o1o/modules/taxonomy/taxonomy.module on line 1364.

El Comunicador Popular. ( Mario Kaplún) 1° y 2° parte.

PARA QUIEN ES ESTE LIBRO y para qué puede servirles

1.- Para los que hacen (o quieren hacer) comunicación popular.

* Por toda América Latina, se están multiplicando los PERIÓDICOS POPULARES. Grupos de barrios, de pueblos, de aldeas, sacan esos pequeños periódicos, modestos y sencillos, que buscan informar a la comunidad, movilizarla, organizarla... Las organizaciones populares (cooperativas, sindicatos, juntas vecinales, movimientos juveniles, de mujeres, de trabajadores, culturales, ecológicos, comunidades cristianas de base, etc.) editan sus periódicos, sus boletines...

* También surgen núcleos de TEATRO POPULAR, que tratan de expresar en sus obras los problemas, los derechos, las luchas, las aspiraciones y las alegrías del pueblo para que éste piense, discuta, actúe...

Comunicación: Las Falacias Logicas.

FALACIAS

Diariamente somos expuestos a razonamientos lógicos (en nuestras tareas diarias, discusiones, pensamientos). Constantemente, también somos enfrentados a conclusiones de razonamientos ajenos (de nuestros pares, de los medios de comunicación).
Lamentablemente, muchas veces dichos razonamientos (propios y ajenos) son falaces. Una falacia lógica es un razonamiento aparentemente válido (”lógico“), cuya conclusión no se desprende de la verdad o falsedad de las premisas. Estructuralmente, consiste en la aplicación incorrecta de un principio lógico válido o la aplicación de uno inexistente.
Las falacias son especialmente peligrosas cuando, basándose en premisas o argumentos válidos, nos llevan a realizar (o aceptar) conclusiones que no lo son. Algunas veces, ocurren producto de errores o por ignorancia, pero muchas otras son utilizadas intencionalmente con fines de distracción, confusión o engaño. A continuación analizaremos brevemente las más comunes.

Guerra de Cuarta Generación.( por Manuel Freytas)

cerebro_3.jpg

Guerra de Cuarta Generación:
Cuidado, su cerebro está siendo bombardeado -

Parte I

La cuarta guerra mundial ya comenzó. Mientras Ud. descansa, mientras Ud. consume, mientras Ud. goza de los espectáculos que le ofrece el sistema, un ejército invisible se está apoderando de su mente, de su conducta y de sus emociones. Su voluntad está siendo tomada por fuerzas de ocupación invisibles sin que Ud. sospeche nada. Las batallas ya no se desarrollan en espacios lejanos, sino en su propia cabeza. Ya no se trata de una guerra por conquista de territorios, sino de una guerra por conquista de cerebros, donde Ud. es el blanco principal. El objetivo ya no es matar, sino controlar. las balas ya no apuntan a su cuerpo, sino a sus contradicciones y vulnerabilidades psicológicas. Su conducta está siendo chequeada, monitoreada, y controlada por expertos. Su mente y su psicología están siendo sometidas a operaciones extremas de guerra de cuarta generación. Una guerra sin frentes ni retaguardias, una guerra sin tanques ni fusiles, donde Ud., es a la vez, la víctima y el victimario.

El Comunicador Popular 5° Parte. ( de Mario Kaplún)

EXTRACTO:

SELECCIÓN, COMBINACIÓN Y MANIPULACIÓN

Es probable que el pasaje anterior haya suscitado en no pocos lectores objeciones e interrogantes:
- Si, como se ha afirmado, para construir un mensaje tiene que haber siempre un proceso de selección y combinación, ¿cómo se garantiza la objetividad de ese comunicador que selecciona y combina?
- ¿Quién decide qué es lo "principal" a mantener y lo "secundario" a eliminar?
- Puesto que en esa selección y esa combinación el comunicador inevitablemente ya estará interviniento, interpretando, escogiendo de acuerdo con su propia óptica y su visión personal, ¿tal proceso de intervención no equivale a eso que solemos llamar manipulación?
- ¿Al legitimar los procesos de selección y combinación, ¿no estamos reproduciendo los mismos mecanismos de los medios masivos e introduciendo inadvertidamente en la comunicación popular esa manipulación que tanto criticamos y rechazamos en aquéllos?

El Comunicador Popular. ( Mario Kaplún) - 4° parte.

EL COMUNICADOR POPULAR.
Mario Kaplún

3 .- Los Signos Compartidos

El joven profesor y periodista estaba entusiasmado: la central obrera le había pedido que diera un curso de Historia Política a los dirigentes sindicales de la organización. Preparó su clase introductoria con gran dedicación. Explicaría en ella, en la forma más clara y sencilla posible, la incidencia del imperialismo como factor clave para comprender la historia política del país.

Durante la clase, todo pareció ir bien. En la sala reinaba un profundo silencio; mirando a su nutrido auditorio, el disertante veía rostros atentos, pendientes de su palabra.

Al terminar, invitó a hacer preguntas y a pedirle aclaraciones sobre cualquier duda que pudiera haber quedado. Total silencio: nadie preguntó nada. "Prueba de que he logrado ser claro -se dijo satisfecho—: todos me han seguido y comprendido". Dio, pues, por concluida la clase y se despidió hasta la siguiente.

El Comunicador Popular. ( Mario Kaplún) - 3° parte.

EL COMUNICADOR POPULAR.
Mario Kaplún

CIESPAL-CESAP- RADIO NEDERLAND

La Actitud de Comunicar

Quisiéramos abordar esta reflexión compartiendo con el lector una experiencia que nos resultó una rica fuente de aprendizaje. En una oportunidad, quienes formamos el equipo de Comunicación de CESAP fuimos llamados por varias Asociaciones de Vecinos de una ciudad industrial de Venezuela.

Nos pedían apoyo técnico para mejorar los periódicos de sus Asociaciones. Estaban preocupados porque tenían la sensación de que aquellas publicaciones, hechas con tanto esfuerzo, eran poco leídas, poco eficaces; que no "llegaban" a la gente de sus barrios.

El Control de los Medios de Comunicación (N. Chomsky)

El papel de los medios de comunicación en la política contemporánea nos obliga a preguntar por el tipo de mundo y de sociedad en los que queremos vivir, y qué modelo de democracia queremos para esta sociedad. Permítaseme empezar contraponiendo dos conceptos distintos de democracia.

Uno es el que nos lleva a afirmar que en una sociedad democrática, por un lado, la gente tiene a su alcance los recursos para participar de manera significativa en la gestión de sus asuntos particulares, y, por otro, los medios de información son libres e imparciales. Si se busca la palabra democracia en el diccionario se encuentra una definición bastante parecida a lo que acabo de formular.

La Propaganda Política (de Jean-Marie Domenach)

la_propaganda_politica.jpg

INTRODUCCIÓN
La propaganda política es uno de los fenómenos dominantes en la primera mitad del siglo xx. Sin ella serían inconcebibles las grandes conmociones de nuestra época, la revolución comunista y el fascismo. Fue en gran parte gracias a ella que Lenin pudo establecer el bolchevismo; y esencialmente a ella Hitler debió sus victorias, desde la toma del poder hasta la invasión del 40. Los dos hombres que han marcado más profundamente, aunque de manera muy distinta, nuestra reciente historia son, antes que hombres de estado y jefes militares, dos genios de la propaganda que proclamaron la supremacía de esta arma moderna. "Lo principal, dijo Lenin, es la agitación y la propaganda en todas las capas del pueblo”.Hitler, por su parte, afirmó; "La propaganda nos permitió conservar el poder y nos dará la posibilidad de conquistar el mundo”.

Tácticas de Guerra Psicológica de Estados Unidos.(por Gustavo Herren)

Tácticas de Guerra Psicológica de Estados Unidos para el derrocamiento de gobiernos democráticos

Actualmente EEUU y un grupo de países occidentales agresores han intensificado vigorosamente en Venezuela, Bolivia y Ecuador las Guerras Políticas, que incluyen la Guerra de Masas y la Guerra Psicológica. Sin embargo, estas guerras pueden ser activadas en cualquier otro país democrático cuyo gobierno obstaculice los intereses de estas potencias dominantes, que generalmente están asociados con aquellos de las élites oligárquicas locales.

Curso Intensivo de Incomunicación (de Eduardo Galeano)

La guerra es la continuación de la televisión por otros medios, diría Karl von Clausewitz, si el general resucitara, un siglo y medio después, y se pusiera a practicar el zapping. La realidad real imita la realidad virtual que imita la realidad real, en un mundo que transpira violencia por todos los poros. La violencia engendra violencia, como se sabe; pero también engendra ganancias para la industria de la violencia, que la vende como espectáculo y la convierte en objeto de consumo.

Distribuir contenido