Nace el partido revolucionario de la clase obrera

Elementos reaccionarios y reformistas, aprovechando la momentánea derrota del movimiento sindical revolucionario, fundan el 18 de septiembre de 1909, la Gran Federación Obrera de Chile. Su organizador es el abogado conservador Pablo Marín Pinuer. Es la primera central sindical de nivel nacional.

Tiene carácter mutualista. Propicia la colaboración del capital y los trabajadores. No tiene por objeto la lucha por mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los obreros, sino aliviar en parte su miseria. Acepta la explotación del hombre por el hombre. Rechaza las huelgas y toda acción reivindicativa de los asalariados.

Ante la aparición de esta entidad, los trabajadores más avanzados, con Recabarren a la cabeza -que ha regresado al país a fines de 1908-, deciden incorporarse a ella y, desde su interior, luchar por transformarla en una central clasista, defensora de los intereses de los obreros.

Recabarren es el más grande educador de masas de nuestra historia. Su principal dedicación es unir, organizar y crear conciencia de clase a los trabajadores. Para ello funda periódicos (son 11 en total), escribe en unos 50; crea grupos de teatro y conjuntos artísticos-culturales; dicta conferencias; habla en reuniones, asambleas y concentraciones; redacta folletos y libros sobre los más diversos temas; conversa personalmente con la gente.

Teniendo claro que necesita de organizaciones que sean escuelas de educación proletaria, se esfuerza en construir las condiciones para fundar el partido revolucionario de los obreros. Uno de los pasos que da es la creación de “El Despertar de los Trabajadores” de Iquique, el más importante de los periódicos por él creado. Su primer número aparece el 16 de enero de 1912. Desde sus páginas plantea la necesidad de ir a la formación de ese partido.

El 4 de Junio de 1912, en el local de “El Despertar”, ubicado en calle Barros Arana N°9, casi esquina Sotomayor de Iquique, unos 30 revolucionarios se reúnen bajo la dirección de Luis Emilio Recabarren y fundan el Partido Comunista de Chile, que surge con el nombre de Partido Obrero Socialista, denominación que mantiene hasta enero de 1922. Entre los que concurren a esa reunión está Teresa Flores, la compañera de Recabarren, única mujer fundadora del partido revolucionario de la clase obrera chilena.


Fuente:
Fragmento de Libro “Historia de la Asociación de Pensionados de Chile”
Autor: Iván Ljubetic Vargas, 1995.

Comparte este artículo: | Más