Honor y Gloria a Salvador Allende.

Hoy, la inmensa mayoría de ciudadanos que rindan homenaje a Salvador Allende lo harán con sincera emoción y reconocimiento al valiente presidente que pagó con su vida la lealtad a su pueblo. Los claveles rojos ante su tumba o su monumento serán expresión del sentimiento de agradecimiento a un hombre que supo interpretar los más caros anhelos de libertad, justicia y esperanza de los trabajadores.
Pero cuidado, también irán ante su tumba los que van a constatar que el presidente Allende y sus principios estén bién muertos, ahí llegarán los que traicionaron al pueblo de Chile, los que al término de la dictadura siguieron profundizando el sistema neoliberal impuesto por Pinochet y sus chicago boys, cuidado con ellos, no les crean sus lágrimas de cocodrilo, ni sus claveles rojos, ahí estarán los que hoy, coludidos y financiados por los empresarios, harán hermosos discursos para tapar su traición. También estarán los que cambiaron sus encendidos discursos revolucionarios, por algunos cargos en el Gobierno y en el parlamento.
Todos ellos, rendirán "homenaje" con la mira puesta en las próximas elecciones, total Allende les da un buen rédito y ojalá votos, que eso es lo que esperan al final del día.
¡¡No les creas, no les creas, no les creas!!!
Colectivo Luis E. Recabarren-Chile

Comparte este artículo: | Más