El desenlace (por José Vicente Rangel)

rangel.jpg

1 ¿Qué desenlace tendrá la actual situación del país? Por ahora -en apariencia- impredecible. El ritmo de los acontecimientos y los complejos factores que conforman la realidad nacional, impiden un diagnóstico confiable. Igual puede darse un desenlace pacífico, incruento, como ha ocurrido en otras oportunidades, o uno con características diferentes, signado por la violencia. En otros momentos de la historia en el país se han vivido situaciones similares, donde las conjeturas permitían cualquier tipo de especulación. En algunas de ellas los analistas acertaron, en otras no. Por el momento se puede decir que el juego está trancado, con un trasfondo de agudas contradicciones, donde la confrontación a nivel retórico marca la pauta. Pero ya Venezuela tuvo el mismo cuadro y pudo controlar la violencia fratricida, a diferencia de otros países de la región.

2 En los años 2002-2003 las tensiones rebasaron la legalidad democrática y ocurrieron hechos como el golpe del 11A y el paro-sabotaje de la industria petrolera. La fuerza del chavismo, y el comportamiento de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb), de lealtad con la Constitución y con el presidente Chávez, revirtió aquel proceso con un costo humano relativamente bajo. En otras circunstancias, y en otra nación, el asalto aventurero de la derecha hubiese provocado un terrible caos.

3 Hoy se impone evaluar con severidad la realidad. Evitar la sobre valoración de los recursos que posee cada factor en pugna, y la tendencia a la subestimación. Ejemplo, con motivo de la victoria del 6D la oposición creyó que esa mayoría electoral le serviría para todo, y la llevó al convencimiento de que estaba a las puertas del poder, subestimando así a una fuerza poderosa como el chavismo, al gobierno y la lealtad de la Fanb a la Constitución y al proceso bolivariano. Actuar de esa manera fue una insensatez. Pero el chavismo y el gobierno no pueden replicar con una insensatez similar. La oposición, por más debilitada que esté, por muchas contradicciones que tenga y que haya perdido capacidad de convocatoria, no debe ser subestimada. Quizá en una política de calle, donde el músculo lo tiene el chavismo, y en el apoyo social organizado, esté en desventaja, mas a la hora de votar demuestra que cuenta con indudable respaldo.

4 Sintetizando: el país atraviesa un campo minado. Y la opción que se visualiza, si no funcionan mecanismos consensuados de diálogo, es la violencia. O sea, que se imponga, fatalmente, la muerte con resultados desoladores para ambos factores en pugna.

¿Está sola Venezuela?

En apariencia sí. Quienes se dejan guiar por los medios de comunicación, las redes sociales y los rumores que contra el chavismo y el gobierno de Maduro esparcen todos los días en el país esa versión, seguramente arribarán a la desoladora conclusión de que Venezuela está sola en el mundo. En el extranjero tienen la misma impresión con motivo del barraje de basura que emplean en Europa, EEUU y países de la región para referirse al proceso bolivariano: que impera el caos, el atropello, el hambre y la desesperación. Todo lo cual es parte de la guerra que el imperio y los gobiernos títeres -en general la derecha transnacional- le declararon a Venezuela. Pero esto no es nuevo en el mundo. Cito algunos ejemplos: contra el gobierno popular de Jacobo Arbenz ocurrió igual. Todo el poder mediático y los recursos del poder norteamericano se ensañaron con Guatemala. Caracas fue escenario, en la Conferencia Panamericana de la época, del ataque virulento del inefable Foster Dulles que decretó la invasión mercenaria que derrocó a Arbenz y sumió al país, durante décadas, en la violencia. Igual pasó en República Dominicana contra el gobierno democrático de Juan Bosh, acusado de comunista e invadido por tropas de EEUU. En Brasil, con similar argumento, fue derrocado el gobierno progresista del presidente Goular; en tanto que en Chile se sabe lo que sucedió con el mismo formato: el ataque descomunal contra Salvador Allende, calumnioso y falaz, que provocó el golpe genocida de Pinochet.

No hay que llamarse a engaño. En Venezuela buscan lo mismo mediante una campaña mediática más sofisticada y abrumadora con un discurso cuajado de mentiras. La pretensión es aislar al país, para luego proceder a agredirlo, incluso militarmente. No obstante, Venezuela no está sola. Debajo de la costra oprobiosa del lenguaje de los cipayos, de la campaña mundial de descrédito, de viles acciones contra el país -como la pretensión de aplicarle la Carta Democrática y de otros delirios de una oposición antipatria-, el país cuenta con muchos amigos y escudos. Venezuela no es una isla y la agresión planificada en los laboratorios de la macro conspiración, se llevará una sorpresa si cruza la raya del respeto a la soberanía nacional o intenta la ruptura del orden constitucional. Venezuela es un hueso duro de roer. Que lo tengan presente.

LABERINTO

En la MUD -y en la periferia opositora- cobra fuerza la tesis de que el sector incurrió en un grave error, producto del triunfalismo que generó el éxito electoral del 6D, al colocar el énfasis de la estrategia a seguir en el revocatorio en vez emplearse a fondo en la celebración de la elección de gobernadores…

Sacar a Maduro de Miraflores se convirtió en obsesión, a pesar de que era el objetivo más complicado de lograr. La tramitación del revocatorio, la cobertura cuidadosa de los extremos legales y los errores de los equipos encargados de trabajarlo, se convirtió en un viacrucis, como lo demuestran los hechos. Tan es así que cada día que pasa se aleja más la posibilidad de hacerlo este año, en tanto que la elección de gobernadores, menos engorrosa -podía arrojar beneficios concretos de poder-, fue puesta de lado…

Esto determina que la situación para el momento sea dramática para el liderazgo opositor. Todo indica que no habrá revocatorio y tampoco elección de gobernadores. Lo cual significa, en lenguaje coloquial, que la oposición perderá el chivo y el mecate…

Capriles ha cogido la manía de amenazar con marchas. De nuevo lo hace con una movilización multitudinaria si el CNE no da respuesta sobre el revocatorio. Pero eso es lo que viene haciendo el máximo organismo electoral, eso sí, de acuerdo a las previsiones legales y no al capricho de cada quien. Por suerte, los anuncios de Capriles no atemorizan. Cada vez que habla de marchar la asistencia es más escuálida. Ni la oposición concurre, y en los dirigentes hay molestia porque consideran que Capriles lo que busca es promocionarse…

Una encuesta atribuida a una importante empresa internacional preocupa a dirigentes y analistas de oposición. Evalúa el resultado del revocatorio en caso de realizarse, y concluye que la oposición llega con dificultad a 7 millones de votos cuando necesita más de 7 millones y medio para revocar a Maduro…

Interesante el reportaje de este diario el pasado domingo 7 sobre la situación de los venezolanos que se van del país. Sólo a una minoría -clase media- le va bien; mientras que la mayoría pasa mucho trabajo. Un porcentaje elevado opta por retornar…

Estridencia: María Corina Machado anunció que “es la hora de la desobediencia civil”. Un amigo, buen observador político, pregunta: “¿Cómo se come eso?”…

Comenzó la campaña dentro de la MUD por la candidatura presidencial: Ramos Allup vs. Capriles Radonski. Cada uno monta comandos…

El revocatorio descansa en paz. Y no hay marcha que lo reviva.

Fuente:americabolivariana.org

Comparte este artículo: | Más