Brasil: Veneno en la mesa: manifestantes salen a las calles contra los agrotóxicos y la bancada ruralista

agrotoxicos.JPG

Adital

Este miércoles 3 de diciembre, Día Internacional de Lucha contra los Agrotóxicos, ambientalistas y movimientos sociales saldrán a las calles de todo el mundo y particularmente en Brasil para denunciar los daños causados por el modelo agroindustrial de producción agrícola. Decenas de ciudades brasileras ya confirmaron movilizaciones. Los actos se fortalecen teniendo en cuenta la polémica en torno a la nominación de la senadora Katia Abreu (del Partido del Movimiento Democrático Brasilero – PMDB) para asumir el Ministerio de Agricultura durante el próximo gobierno de la presidenta reelecta Dilma Rousseff (Partido de los Trabajadores – PT), en 2015, además del refuerzo y la ampliación de la bancada ruralista en el Congreso Nacional en las elecciones de este año.

Además de denunciar los impactos negativos del agronegocio, los manifestantes exigen más estímulo a la agroecología, una alternativa a la producción de alimentos saludables y con capacidad de garantizar la seguridad alimentaria de la población, a través de la agricultura familiar y campesina.

La Campaña Permanente contra los Agrotóxicos y por la Vida convoca a los/las ciudadanos/as brasileros/as a unirse para exigir una comida sin veneno en este día 3 de diciembre. Para ello, también es fundamental que el Congreso defienda la salud de la población y la agricultura familiar, responsable de la producción del 70% de los alimentos que llegan a nuestra mesa.

Además, la Campaña defiende el fin de la fumigación aérea, práctica utilizada por el agronegocio, y la reforma política, de manera de reducir el peso de los intereses económicos y viabilizar la representación popular en la Cámara y el Senado. Los ruralistas, por su parte, defienden los intereses de cerca del 1% de los propietarios.

Para más información, contacte con la Secretaría Operativa de la Campaña (por e-mail contraosagrotoxicos@gmail.com) y vea aquí las movilizaciones agendadas. Son manifestaciones de los movimientos sindicales y sociales que se realizarán en todo el país. En San Pablo, la Central Única de Trabajadores/as (CUT) promoverá un diálogo con la población a través de una radio itinerante, a partir de las 11h de este miércoles en la Plaza del Patriarca, región central de la capital paulista. La movilización discutirá también la necesidad de que los movimientos estén en las calles para presionar al gobierno federal para que adopte políticas progresistas para el campo, contra el fuerte sesgo conservador que defiende los intereses del agronegocio. Habrá también clases públicas, cacerolazo, volanteada y la “Feria de los envenenados”, esta última en el Distrito Federal.

Panorama brasilero

Brasil se consagró como el mayor consumidor mundial de agrotóxicos desde 2008, sobrepasando a Estados Unidos. Desde entonces, más de mil millones de toneladas de esos insumos son esparcidos en los cultivos brasileros, sin contabilizar el uso doméstico y fitosanitario. A grosso modo, cada brasilero consume 5,2 litros de esos insumos todos los años, cuyos daños a la salud, especialmente los crónicos, todavía no son del todo conocidos.

divulgacao

A pesar de que diversos estudios científicos comprobaron la asociación de los agrotóxicos y cánceres, abortos, malformaciones congénitas, alteraciones neurológicas y somáticas, Alzheimer, entre otros, el gobierno brasilero continúa estimulando al sector a través de exención fiscal. Los agrotóxicos tienen el 60% de exención del ICMS (Impuesto sobre Circulación de Mercaderías y Servicios), y muchos todavía tienen el 100% de exención del IPI [Impuesto sobre Productos Industrializados], y contribuciones del PIS/PASEP y Cofins. En 2013, el mercado de agrotóxicos movió aproximadamente US$ 11,5 mil millones. Sin embargo, investigaciones recientes señalan que cada US$ 1 gastado en agrotóxicos se gastan U$1,28 para atender los casos de intoxicación aguda en el SUS (Sistema Único de Salud).

El Agronegocio es también el mayor responsable de este modelo que privilegia los monocultivos, facilitando la difusión de las llamadas “plagas” agrícolas, y la exportación de commodities, no contabilizando los daños a la salud provocados en la población. Aunque el sector sea responsable de sólo el 30% de lo que llega a la mesa de los brasileros, la contaminación causada por esos insumos es sistémica, ya que la presencia de agrotóxicos ya fue detectada en el suelo, agua, aire y hasta en la lluvia y en el leche materna.

Las principales reivindicaciones de la Campaña Permanente contra los Agrotóxicos y Por la Vida son: prohibición de la práctica ineficiente de fumigación aérea (que alcanza como máximo al 30% del blanco), a ejemplo de lo que ocurre en la Unión Europea; prohibición de los agrotóxicos ya prohibidos en otros países del mundo (de los 50 agrotóxicos más usados en Brasil, 22 ya fueron prohibidos en la Unión Europea, por ejemplo); fin de las exenciones de impuestos a los agrotóxicos; creación de zonas libres de agrotóxicos y transgénicos, para el libre desarrollo de la agroecología; y mayor control para evitar la contaminación del agua por agrotóxicos.

El Día Internacional de lucha Contra los Agrotóxicos

La fecha fue establecida por la Pesticide Action Network (PAN) para recordar a las 30 mil personas fallecidas (8 mil murieron en los tres primeros días), muchas de ellas niños, en la catástrofe de Bhopal, India, ocurrida en 1984. En la tragedia, se esparcieron 27 toneladas del gas tóxico metilisocianato, químico utilizado en la elaboración de un plaguicida de la Corporación Union Carbide, en una zona densamente poblada. 560 mil personas continúan con secuelas del accidente y, hasta hoy, la corporación, incorporada a Dow Química, no indemnizó a las víctimas.

Más informaciones en www.contraosagrotoxicos.org.
Fuente:americabolivariana.org

Comparte este artículo: | Más